NOTICIAS
volver a Inicio  

   Dos proyectos de investigación del cáncer con participación de científicos y científicas de FISABIO reciben financiación de la Asociación Española contra el Cáncer

En el origen del cáncer, los microorganismos del intestino podrían tener algo que decir, al igual que la combinación concreta de factores ambientales y genéticos de cada persona. Por eso, dos proyectos con estas temáticas y participación de investigadores de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), han sido premiados por la  Asociación Española contra el Cáncer (AECC) por su vanguardismo en la investigación del cáncer.

En la gala de entrega de los premios, celebrada el pasado 24 de septiembre en Madrid, se reconocieron en total 160 proyectos de investigación oncológica y también se destacó la relevancia del método CRISPR-Cas9 de edición genómica por su potencial como herramienta para el descubrimiento de genes y fenómenos biológicos implicados en el cáncer y el tratamiento de enfermedades genéticas.

El síndrome de Lynch
Uno de los proyectos premiados por la AECC persigue comprender si la microbiota intestinal tiene un impacto en el desarrollo del cáncer. Este proyecto, liderado por Andrés Moya, investigador del área de Genómica y Salud de Fisabio, se centra concretamente en estudiar pacientes con el síndrome de Lynch, una condición hereditaria que implica un alto riesgo de varios tipos de cáncer (colorrectal, de endometrio y otros).

La investigación parte de que en ratones modelo para esta enfermedad, los tratamientos que reducen la microbiota intestinal, como antibióticos o una dieta baja en carbohidratos, tienen un efecto beneficioso disminuyendo la incidencia de tumores. Ahora, los investigadores planean, con el apoyo de los 300.000€ concedidos por la AECC, examinar si algo similar sucede en humanos, evaluando el impacto funcional de la microbiota en el desarrollo de la oncogénesis colorrectal en una cohorte de personas con alto riesgo genético de padecer estos tumores.

Interacción de causas ambientales y genéticas asociadas a tumores frecuentes

En la prevención del cáncer, un objetivo prioritario es conocer cómo los factores ambientales - incluyendo los hábitos de vida -  y la constitución genética de cada persona interactúan para predisponer a padecer un determinado tipo de tumor. Ese es el objetivo principal del segundo proyecto con participación de Fisabio que ha sido premiado por la AECC otorgándole 500.000 euros de financiación.

El proyecto está siendo llevado a cabo por un consorcio de 15 hospitales y grupos de investigación localizados en 12 provincias españolas, y tiene como participación valenciana a tres investigadoras del área de Investigación en  Cáncer y Salud Pública de Fisabio: Dolores Salas, Ana Molina Barceló,  y Josefa Ibañez.

El proyecto tiene como objetivo evaluar hasta qué punto los factores ambientales, incluyendo los hábitos alimentarios y la exposición a contaminantes entre muchos otros factores, están asociados – de forma aislada o cuando se combinan muchos de ellos - con el cáncer.

La financiación reconoce el valor del proyecto y garantiza la culminación de una investigación en progreso que ya ha completado la fase de obtención de datos a través de un estudio epidemiológico con diseño multi caso-control (MCC-Spain), que ha reclutado 6008 personas con cánceres comunes (colorrectal, mama, estómago, próstata y Leucemia linfocítica crónica) y 4098 controles poblacionales procedentes de diversos lugares del país.  

Además de los datos epidemiológicos y dietéticos, los investigadores han obtenido muestras biológicas que se analizarán para determinar el metabolismo y la constitución genética de las personas. Todos esos datos se agregarán y analizarán estadísticamente para establecer grupos de individuos con diferente nivel de riesgo en función de sus características.

"Nuestro objetivo final es identificar biomarcadores que puedan usarse para identificar las personas con el mayor riesgo de desarrollar uno de los cinco cánceres estudiados, no solo para reducir la morbilidad y el impacto social, sino también los costos de atención médica ", dice el Dr. Victor Moreno, investigador de IDIBELL, Institut Català d'Oncologia, Universitat de Barcelona y CIBEResp, quien coordina el proyecto.

Además "permitirá avanzar hacia el cribado personalizado, mejorando el balance entre los beneficios y riesgos de este tipo de programas" afirma Dolores Salas, investigadora de FISABIO y CIBEResp y Jefa del Servicio de Promoción de la Salud y Prevención en el Entorno Sanitario de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública.  





 


>>>>>
<<<<<