NOTICIAS
volver a Inicio  

   Los investigadores del Instituto Isabial, Ana Peiró y Javier Muriel, reciben el Premio Alcaliber-Iberoamérica

Los investigadores del Instituto Isabial, Ana Peiró y Javier Muriel, ha recibido el Premio Alcaliber-Iberoamérica, otorgado por la Real Academia Nacional de Farmacia, por su investigación en el campo de los analgésicos, analgésicos opiáceos y el dolor.  

Este premio, concedido a todo el ámbito iberoamericano, reconoce el trabajo realizado por la Dra. Peiró y Javier Muriel en un estudio observacional prospectivo, en el que durante 6 meses los investigadores realizaron un seguimiento a pacientes con dependencia iatrogénica (es decir, provocada por el tratamiento médico) a opioides.

"Los protocolos de desprescripción, o cese de tratamiento de larga duración, deberían formar parte del cuidado de pacientes con dolor crónico no oncológico que hayan desarrollado dependencia iatrogénica a opioides. Nuestro objetivo es evaluar la implantación de un protocolo de desprescripción individualizado que incluya marcadores farmacogenéticos", señala la Dra. Peiró, farmacóloga clínica en el Hospital General Universitario de Alicante.

Concluido el estudio, los resultados demostraron que el 64% de los pacientes respondieron al protocolo, reduciendo de manera significativa la dosis equivalente de morfina diaria, que disminuyó de los 167 mg/dia administrados en la primera visita a los 87 mg/dia en la última. Los pacientes no presentaron síndrome de abstinencia, manteniendo un dolor, alivio, calidad de vida y funcionalidad moderados.

"Este tipo de estudios son importantes para acercar la farmacogenética a la práctica clínica. Cada individuo es genéticamente distinto, por tanto los fármacos no son igual de eficaces o seguros para todos. En nuestro caso, en pacientes con dolor crónico y con uso de opioides, sería importante anticipar en base a la genética del paciente, a qué fármacos y a qué dosis respondería de mejor forma.

Todos esperamos que la farmacogenética sea pronto una herramienta muy valiosa en la consulta, es lo que se conoce como medicina personalizada o medicina de precisión", puntualiza Javier Muriel.

El protocolo aplicado mostró efectividad y seguridad a la hora de reducir la dosis equivalente de morfina diaria, mostrando además una buena conversión a buprenorfina, especialmente en pacientes con elgenotipo118-AA OPRM1.  
De hecho, los portadores de este genotipo requirieron una dosis de morfina diaria menor  tanto en la visita inicial como en la final.



 


>>>>>
<<<<<