NOTICIAS
volver a Inicio  

   El investigador de Fisabio, Carles García, en la lista de 'Innovadores Menores de 35 Europa 2017' del MIT

El anestesista e investigador de la Fundación Fisabio, Carles García Vitoria, es uno de los ganadores del programa 'Innovadores Menores de 35 Europa 2017' del MIT (Massachusetts Institute of Technology), junto con otros 34 jóvenes innovadores y emprendedores de la Unión Europea.

El próximo 14 de octubre, los jóvenes seleccionados serán galardonados durante el 'Innovators Under 35 Summit Europe 2017' que tendrá lugar en París. Allí presentarán sus proyectos y para cada categoría el MIT Technology Review otorgará una mención especial.

El programa 'Innovadores Menores de 35 Europa 2017' reconoce a los jóvenes más talentosos que están desarrollando nuevas tecnologías para ayudar a resolver los problemas que afectan a la sociedad actual.

Los ganadores han sido seleccionados por el jurado de entre más de 1.100 candidaturas y por primera vez en esta edición, los ganadores estarán divididos en cinco categorías de acuerdo a sus perfiles: inventores, emprendedores, visionarios, pioneros y humanitarios.

Carles García, que actualmente trabaja en el Hospital Intermutual de Levante, ha sido galardonado en la categoría de inventores. El científico de Fisabio ha ideado y desarrollado un implante destinado a evitar la aparición de cefaleas tras la administración de la anestesia epidural.

El dispositivo, diseñado por un equipo multidisciplinar conformado por anestesistas del Hospital Universitario Dr. Peset e ingenieros del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) es un sistema efectivo, sencillo, biocompatible y degradable que se inserta a través de las agujas convencionales y que permite sellar pequeñas brechas en la duramadre de los pacientes.

La cefalea post-punción dural se genera por la fuga de líquido cefalorraquídeo cuando la duramadre es atravesada durante el proceso de colocación de un catéter epidural. Poder sellar esas pequeñas brechas en la duramadre gracias a este implante puede llegar a evitar la aparición de estos dolores de cabeza que suelen ser invalidantes y, en ocasiones, de larga duración.

La aparición de las cefaleas post-punción dural puede prolongar la estancia hospitalaria en una media de cinco días, algo que, además de condicionar la vida del paciente, ocasiona un mayor gasto sanitario. Se estima que en España en 2015 se realizaron 3.425 punciones durales accidentales. La comercialización del kit de sellado dural podría suponer un ahorro anual para el sistema nacional de salud de más de 10.500.000 euros.

Junto a Carles García, otros dos españoles han sido galardonados por el MIT. Eduardo Jorgensen de MedicSen, en la categoría de inventores, con un proyecto de páncreas artificial que aumenta la adhesión al tratamiento y mejora la calidad de vida de las personas con diabetes.

En la categoría de innovadores pioneros destaca también Rubén Costa del Instituto IMDEA Materiales, premiado por sus bio-LEDS ecológicos y de bajo coste que pueden reemplazar a los sistemas actuales de iluminación.

El MIT ya premió el pasado mes de febrero el proyecto de innovación sanitaria de Carles García en la primera edición del IDEA2 Global Awardees, celebrado en el marco de un programa de mentorización internacional patrocinado por FIPSE, la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España.


>>>>>
<<<<<