NOTICIAS
volver a Inicio  

   Un estudio de Fisabio y la UV revela niveles de exposición a metales en alimentos comparables a Europa, excepto a mercurio

 

Pie de foto. Los investigadores del estudio Olga Pardo, Silvia Marín, Vicent Yusà, Guillermina Font y Rosario Báguena. en el laboratorio de Seguridad Alimentaria de Fisabio-Salud Pública y la DGSP.
 

  • El 8% de la población adulta y el 12% de los niños podrían superar la cantidad semanal tolerable de metil-mercurio por consumo de pez espada y atún.
  • España supera el promedio de exposición de los países europeos en cuanto a ingesta de metil-mercurio.
  • Los niveles de exposición a plomo, cadmio y arsénico inorgánico son inferiores a los establecidos por la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos.


Valencia, 13/02/2016. El estudio de dieta total, realizado conjuntamente por la Universitat de València, la Fundación para el Fomento de la Investigación Santiaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO) y la Direcció General de Salut Pública de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública ha analizado la exposición dietética de la población de la Comunitat a metales pesados como el plomo, el cadmio, el arsénico inorgánico y el mercurio.La exposición se ha estimado a partir de datos de consumo de alimentos y la concentración de contaminantes en los mismos durante los años 2010 y 2011 a través de una encuesta realizada a 1.476 sujetos (195 niños de edades comprendidas entre los 6 y los 15 años, y 1.281 adultos entre 16 -95 años).

Un total de 8.100 muestras de comida de 81 alimentos diferentes fueron analizadas atendiendo a dos criterios: los alimentos más consumidos en términos de cantidad; y aquellos alimentos que contribuyen en mayor medida a la exposición a los metales de interés (pez espada o atún en el caso del metil-mercurio).

De cada alimento se recogieron 100 muestras en mercados locales y cadenas alimentarias de 11 ciudades de la Comunitat, ubicadas en áreas rurales y urbanas.
"La finalidad de este estudio es evaluar los posibles riesgos sanitarios derivados de  las exposiciones dietéticas a metales. Del resultado se desprende que dichos residuos en los alimentos no presentan un riesgo inaceptable para los consumidores. Hemos comprobado que la población valenciana no está expuesta a un exceso de  metales, lo que no significa que no hay que tenerlo en cuenta y seguir la vigilancia", señala Guillermia Font, del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública, Ciencias de la Alimentación, Toxicología y Medicina Legal de la Universitat de València.

Analizando los resultados por metales, el estudio demuestra que la exposición a plomo  para los adultos valencianos es inferior (0.21-0.44 µg/Kg de peso corporal/día) a los que calcula la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA) para España (0.53-0.6744µg/Kg pc.día).

No obstante, la exposición a plomo podría superar valores de referencia en determinados grupos de población. Es el caso del 2,8% de la población adulta y del 28% de la población infantil para limites vinculados con problemas renales y de neurodesarrollo.

La exposición a Cadmio en la Comunitat (0.77-1.78 µg/Kg pc.semana) es inferior a la del conjunto de España (2.02-2.23 µg/Kg pc.día o semana?), según las estimaciones de la EFSA. Sin embargo, del estudio se desprende que el 4% de la población adulta y el 8% de los menores podrían tener exposiciones a Cadmio a través de la dieta superiores a las máximas admisibles.

Los niveles de exposición a arsénico inorgánico en la población de la Comunitat fueron muy bajos en comparación con otros estudios nacionales e internacionales realizados por la EFSA. Sin embargo, pueden existir grupos de población que excedan valores de referencia.
En cuanto al metil-mercurio (el mercurio toxico), según la EFSA España supera el promedio de exposición en comparación con el resto de países europeos (cuyo promedio es de 0.25 µg/Kg pc.semana en adultos). Ya dentro de España, se mantienen cifras similares situándose Valencia con 0.54-0.60 µg/Kg pc.semana y Cataluña con 0.5 µg/Kg pc.semana.

En el estudio realizado en la Comunitat, se ha estimado que el 8% de la población adulta y el 12% de los niños podrían exceder la ingesta máxima semanal de metil-mercurio, sobre todo debido al consumo de pez espada y atún. En el pez espada se observaron los valores más altos de metil-mercurio. La mayoría de las muestras analizadas excedieron el límite establecido por la ley para el mercurio total.

Reducir la exposición a estos metales

"Para reducir la exposición de la población se requieren distintos tipos de medidas. Por una parte la Administración debe seguir realizando controles para retirar del mercado aquellos alimentos que superen los límites máximos de metales. Por otro, es necesario vigilar los posibles focos de emision, y seguir reforzando los controles ambientales, ya que la contaminación de los alimentos se origina por la presencia de los mismos en el aire y el suelo. En el caso del mercurio debe moderarse el consumo de pescados grandes como el atún o el pez espada", destaca Vicent Yusà, subdirector general de Seguretat Alimentaria i Laboratoris de Salut Pública de la Direcció General de Salut Pública.

En líneas generales, de la investigación se puede concluir que la exposición de los menores a metales es aproximadamente el doble que la de los adultos. Los cereales son la principal fuente de exposición de la población general a plomo, cadmio y arsénico inorgánico, principalmente por su alto consumo.

El artículo, titulado "Dietary exposure to trace elements and health risk assessment in the region of Valencia, Spain: a total diet study" ha sido recientemente publicado en la revista Food Additives and Contaminats.

Firman esta publicación los investigadores del Área de Seguridad Alimentaria de Fisabio-Salud Pública, Silvia Marín, Rosario Báguena, Olga Pardo y Vicent Yusà, junto con Guillermina Font, del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública, Ciencias de la Alimentación, Toxicología y Medicina Legal de la Universitat de València.


 


>>>>>
<<<<<