NOTICIAS
volver a Inicio  

   El Área de Vacunas de FISABIO lidera la red de hospitales europeos para el estudio del beneficio-riesgo de las futuras vacunas frente a la COVID-19
  • Se creará una plataforma de investigación europea que será implementada cuando las vacunas frente a la COVID-19 salgan al mercado
  • Fisabio participará en la elaboración de la estrategia y los protocolos que se aplicarán en todos los hospitales europeos
València (15.05.2020).  El Área de Investigación en Vacunas (AIV) de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO) participará, junto con un consorcio europeo, en el establecimiento de una plataforma de investigación para evaluar las distintas vacunas que saldrán al mercado para combatir la COVID-19.
 
"FISABIO ha sido elegida para liderar un paquete de trabajo en el que tenemos la responsabilidad de organizar una estructura hospitalaria en toda Europa. Vamos a diseñar la estrategia para que cuando aparezcan las vacunas podamos dar una repuesta inmediata para conocer el beneficio-riesgo de la mismas", señala Javier Díez, jefe del área de Investigación en Vacunas de Fisabio.
 
El objetivo del proyecto es diseñar una plataforma que estará preparada en el momento en que las vacunas entren en el mercado, para que los centros hospitalarios europeos actúen con los mismos protocolos para evaluar su seguridad y efectividad.
 
Área de Investigación en Vacunas de Fisabio. Imagen de archivo.
 
"FISABIO colaborará con la Agencia Europea del Medicamento -añade el Dr. Díez- en la puesta a punto de los protocolos de estudio de la seguridad, cobertura y efectividad que se usarán como referencia para evaluar las futuras vacunas. Así cuando éstas salgan al mercado ya habrá una plataforma montada que rápidamente podrá iniciar estos estudios".
 
"No esperaremos a que estén las vacunas para montar la plataforma, sino que vamos a aprovechar el tiempo que queda hasta el lanzamiento de las mismas para tener la plataforma lista y empezar los estudios en cuanto estas estén disponibles", explica Antonio Carmona, investigador del AIV de FISABIO.
 
El personal investigador considera que las vacunas frente a la COVID-19 representarán una importante intervención de salud pública en los próximos años. Aunque es demasiado temprano aún para prever cuándo podrían comenzar los programas de vacunación, será necesario analizar estrictamente su seguridad y efectividad una vez se incorpore en los calendarios vacunales.
 
La existencia de un sistema de monitorización que evalúe la efectividad y detectar, así como minimizar los riesgos para las personas vacunadas, fortalecerá la confianza en ellas.
 
Asimismo, para los expertos y expertas, si algo ha demostrado la experiencia de la pandemia de gripe de 2009 es que el establecimiento de estudios de monitorización de vacunas presenta desafíos logísticos particulares, por lo que el desarrollo de una plataforma de estudio previa al lanzamiento de la vacuna puede ahorrar tiempo y aumentar la eficiencia en la implantación de dichos estudios a nivel europeo.
 
 
Este estudio, promovido y financiado por la Agencia Europea de Medicamentos y coordinado por la prestigiosa Universidad de Utrecht, empezará a dar sus primeros pasos el 20 de mayo. Reúne a 19 entidades de 10 países europeos.
 
Área de Investigación en Vacunas (AIV)
 
Como parte de la Fundación FISABIO, dependiente de la Conselleria de Sanitat Universal y Salut Pública, el AIV centra su trabajo en el desarrollo de investigación innovadora y traslacional para mejorar la salud de los ciudadanos.
 
Desde 2009, aporta evidencia científica en todas las etapas del ciclo de vida de las vacunas apoyándose, entre otros, en una de las bases de datos de vida real más importantes de Europa. Además, colabora con otros grupos de investigación líderes a través de sus proyectos internacionales.
 
Síguenos en la web o en la cuenta de Twitter @AIVFisabio y hashtag oficial #AIV. 

>>>>>
<<<<<