NOTICIAS
volver a Inicio  

   El Ayuntamiento de Alzira y FISABIO amplían el proyecto de investigación-acción participativa RIU
 
 
  • La colaboración se remonta a 2011 y como novedad, este año, se desarrolla una investigación sobre las dificultades de la juventud para finalizar la ESO
  • Seis agentes de salud de diferentes culturas investigan sobre el tema, identifican las causas y realizan propuestas para que la juventud del barrio continúe estudiando
València (25.11.19). La Fundació per al Foment de la Investigació Sanitària i Biomèdica de la Comunitat Valenciana (FISABIO) y el Ayuntamiento de Alzira han acordado renovar el convenio de colaboración para el desarrollo del   Proyecto RIU para reducir desigualdades sociales en salud en el municipio.
 
Una de las novedades de esta edición es el desarrollo de una investigación-acción participativa sobre las dificultades de jóvenes de entornos en situación de elevada fragilidad para finalizar la Educación Secundaria Obligatoria.
 
La firma de la adenda del proyecto RIU, cuyas siglas significan «Replica, Innova y Une», ha contado con la asistencia de Diego Gómez, alcalde de Alzira, Marina Mir, responsable de la Regidoría de Servicios Sociales, y José Antonio Manrique, director gerente de la Fundació FISABIO.
 
El proyecto RIU arrancó en 2011 y, como novedad de esta edición, contempla el desarrollo de una  investigación-acción participativa en la que un grupo de seis agentes de salud, formado por mujeres de diferentes culturas ( españolas, españolas gitanas y de países árabes) son quienes llevan a cabo la investigación
 
Se trata de una iniciativa que se está realizando en el último trimestre del año y que gira en torno a una problemática elegida y priorizada por el grupo de agentes de salud: las dificultades de los y las jóvenes que viven en entornos de elevada fragilidad para finalizar  estudios de la ESO.
 
Las agentes de salud cuentan con el apoyo metodológico de las investigadoras de FISABIO Dory Aviñó y Verónica Peris, quienes guían el proceso facilitando las herramientas a utilizar en cada etapa de la investigación-acción, siendo las agentes de salud quienes las aplican.
 
Hasta la fecha, las agentes de salud han identificado los problemas relacionados con el tema principal, su posible origen y las consecuencias que acarrea. Para llegar a este punto ha sido necesario entrevistarse con jóvenes de 6º de Primaria y primeros cursos de la ESO, sus familiares y con profesionales de diferentes ámbitos (fundación CEPAIM, Servicios Sociales, Área de Educació e Infancia de l'Ajuntament y profesorado del IES José María Parra).
 
Además, las agentes de salud se han documentado sobre intervenciones que se están realizando en otros lugares para afrontar el mismo problema y han mantenido una reunión con profesionales de la Facultat de Magisteri de la Universitat de València.
 
Reducción de las desigualdades en salud
 
Una vez conocida a fondo la cuestión, en los próximos días, comenzará la etapa de la acción, en la que las agentes de salud realizarán propuestas de acción basadas en los activos para la salud existentes en el municipio. Una de estas acciones será desarrollada en diciembre por las propias agentes de salud.
 
 

La adenda firmada hoy cuenta con una aportación económica de 40.000 euros por parte del Ayuntamiento de Alzira para el desarrollo del plan de trabajo y las actividades.

Durante la firma, el alcalde de Alzira, Diego Gómez, se ha felicitado por la continuidad de la colaboración entre el Ayuntamiento y FISABIO para facilitar y mejorar el acceso y la utilización adecuada de los servicios y programas de salud por parte de población en situación de vulnerabilidad social.

El director gerente de FISABIO, José Antonio Manrique, también ha destacado que el programa se alinea plenamente «con el enfoque de equidad y reducción de desigualdades sociales en salud que impera en la Fundació».

El proyecto RIU es fruto de la colaboración del Centro de Salud  Pública de Alzira, los ayuntamientos de Alzira, y también Algemesí, FISABIO y el Departamento de Salud La Ribera. En febrero de este año, recibió el reconocimiento de Buena Práctica en el Sistema Valencià de Salut en la convocatoria de 2018 vinculada con el IV Plan de Salud de la Comunitat Valenciana 2016-2020.


>>>>>
<<<<<