NOTICIAS
volver a Inicio  

   La Conselleria de Sanitat reconoce 5 proyectos de investigación de Fisabio que fomentan la igualdad de género


Con motivo de la conmemoración, el domingo 11 de febrero, del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, se celebró el pasado viernes en el salón de actos del CIPF la jornada 'Mujer, Ciencia y Salud".

Durante el evento, se hizo entrega de una serie de reconocimientos a proyectos de investigación que contemplan la perspectiva de género y que, por tanto, fomentan la igualdad. En concreto, la Fundación Fisabio recibió estos cinco reconocimientos:

  • Paula Sáez Espinosa, del Departamento de Salut Sant Joan d'Alacant, por el proyecto "Efecto del líquido peritoneal de mujeres con endometriosis sobre capacitación espermática in vitro"
     
  • Pilar Codoñer Franch, del Departamento de Salud València- Doctor Peset, por su "Estudio de la composición inmunitaria de la lecha humana y su relación con el estado nutricional materno".
     
  • Pino Navarro Téllez, del Departamento de Salud de Alcoy,  por su proyecto "Criterios diagnósticos de diabetes gestacional. ¿Actualización?"



 

  • Javier Díez Domingo, responsable del Área de Investigación en Vacunas de Fisabio-Salud Pública, por el proyecto "I-consent: improving the guidelines for informed consent, including vulnerable populations, under a gender perspective".

 

  • Dory Aviñó y Juan Ulpiano, del Área de Desigualdes de Fisabio-Salud Pública, por el "Programa Barri Escola 2.0: apoyo y mejora educativa durante la ESO".

Siete de cada diez investigadores son mujeres

Durante su intervención, la consellera de Sanitat, Carmen Montón, trasladó algunos datos sobre la presencia femenina en la investigación, Así, en el caso de la Comunitat Valenciana, recordó que el porcentaje de mujeres en el campo de la investigación es del 72% (758 de un total de 1.047), una cifra que en el caso del Centro de Investigación Príncipe Felipe ronda el 66%.
"Hay que perseverar para que esta distribución sea extrapolable a los puestos de mayor responsabilidad, ya que el número de mujeres es menor a medida que se asciende en la carrera científica, y ello a pesar de que el 60% de los títulos universitarios los obtienen mujeres y al menos el 45% de los doctorados", ha afirmado Montón.

Según explicó la consellera, en la UE únicamente el 33% de las mujeres ocupan puestos en investigación. "Menos aún, el 21% están en los cargos más altos de la carrera y por debajo del 5% de los miembros de las academias científicas de los países comunitarios son mujeres. Es decir, se ocupa casi la mitad del primer peldaño pero sólo un mínimo rincón del más alto".

Montón recordó que la propia Comisión Europea formalizó hace años su compromiso de avanzar en la igualdad de género en la investigación consciente de su importancia para el futuro y se trazó como objetivo alcanzar un mínimo del 40% de participación femenina en todos los niveles de aplicación y de gestión de programas de investigación.

La titular de Sanidad destacó que en los puestos directivos de la conselleria la paridad es una realidad y que su departamento cuenta con el I Plan de Igualdad, que está en vigor desde el 10 de junio de 2016. Además, de las siete Fundaciones de Investigación Sanitaria de la Comunitat Valenciana, cuatro tienen aprobado ya su Plan de Igualdad, y las otras tres tienen un compromiso de aprobarlo este año.

Sus objetivos son, entre otros, acabar con las desigualdades entre nuestras trabajadoras y trabajadores, luchar contra el acoso y la violencia machista y crear espacios laborales donde desarrollar una atención respetuosa para mujeres y hombres.

Diferencias de género

Deborah J. Burks, Directora del CIPF explicó que "el análisis de las diferencias de sexo debería ser una prioridad en la Medicina de precisión y en la investigación biomédica!", habida cuenta del impacto que tiene el género en las enfermedades y que la respuesta de las mujeres ante determinadas enfermedades difiere de la de los hombres.

Así, Burks detalló que las mujeres tienen mayor riesgo de enfermedad cardíaca que los hombres y sin embargo los catéteres se desarrollaron usando modelos masculinos, pensando que las venas humanas eran idénticas, independientemente del sexo. También los trastornos neurogenerativos que se derivan de la osteoporosis son diferentes en hombres y mujeres, ha añadido Burks, tras subrayar la importancia de reconocer las diferencias de género en la investigación.

La jornada 'Mujer, Ciencia y Salud' contó con la participación de Ana María Ávila Peñalver, directora general de Investigación, Innovación, Tecnología y Calidad e investigadoras como Isabel Fariñas, de la Universitat de València, que centró su intervención en la presencia de las mujeres en neurociencias; María Teresa Ruiz de la Universidad de Alicante, que se refirió a los sesgos de género en la investigación sanitaria; Marina Berenguer, del Hospital La Fe de Valencia, quien hizo  alusión al techo de cristal en el campo de la hepatología, o Ingrid Lafita, del Diari La Veu, que puso el acento en la presencia de las investigadoras en los medios de comunicación.
 


>>>>>
<<<<<